miércoles, 21 de marzo de 2012

Crónica de Reinatur 2012

Publicado el lunes 19 de marzo en La Crónica de León:

BOCA DE HUÉRGANO / Reinatur 2012

Reinatur sigue cosechando éxitos una década después

Contó con la participación de un total de 70stands

E. Niño/ Boca

La X Feria de Caza, Pesca y Naturaleza Reinatur 2012 cerró ayer sus puertas con un indudable éxito una década después de que el Ayuntamiento de Boca de Huérgano pusiera en marcha la primera edición. El trabajo del Consistorio, Juntas Vecinales,patrocinadores, expositores y vecinos, ha dado sus frutos convirtiendo esta muestra en una las más importantes de la Montaña Oriental, contando con una destaca asistencia de aficionados a la caza y la pesca tanto de León como de otras provincias vecinas.
En total, han participado en la muestra 70 stands relacionados con el sector de la caza -armerías, vestuario o taxidermia-, la pesca -material deportivo y complementos-, la naturaleza -empresas de turismo, o fundaciones y asociaciones medioambientales- y productos agroalimentarios y artesanos.
La jornada de ayer comenzó a las 10 horas con la X ruta de Senderismo guiada por agentes medioambientales, que partió del Ayuntamiento. Poco después, a las 11 horas, el recinto ferial ubicado en el pabellón de deportes volvió a abrir los stands, con la muestra y degustación de los productos expuestos, que fue clausurada alrededor de las 20:30 horas.

Además, y durante todo el fin de semana, se celebraron las XVI Jornadas Gastronómicas de la Caza, con la participación de seis establecimientos que ofertaron una gran variedad de platos protagonizados por carnes de caza, tanto en menús de almuerzo como encenas. Concretamente, en esta decimosextaedición han participado el Hostal Tierra de la Reina (Boca), el Hotel San Glorio (Llánaves de La Reina), el mesón Los Pandos (Barniedo de La Reina), el centro de turismo rural El Argamón (Boca), el restaurante Las Portillas (Besande), y el albergue Venta de Eslonza (Villafrea de la Reina).


Publicado el lunes 19 de marzo en Diario de León: 

La subasta de caza de Riaño se queda en 215.900 euros por falta de pujas

JOSÉ MARÍA CAMPOS | RIAÑO19/03/2012
Riaño celebró ayer la subasta de caza de las reservas de Riaño y Mampodre, correspondientes a los municipios de Riaño, Burón, Acebedo, Maraña, Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón. La cifra final de la subasta fue de 121.300 euros que se elevará finalmente hasta los 215.900 euros, dado que muchas piezas quedaron desiertas, puesto que la intención de los cazadores es adquirirlas en la próxima semana a los precios de salida.
La gran sorpresa de la jornada fue la subasta del único macho montés trofeo que alcanzó un precio de 30.050 euros, batiendo todos los récords de las anteriores subasta. Además, hay que destacar que este macho montés se pondrá finalmente en 70.000 euros dado que al precio de la subasta hay que unir el valor de los puntos del animal.
La subasta se inició con las batidas de jabalí, que estuvieron entre los 1.400 euros y los 2.450 euros como precio máximo en el cuartel de Riaño. El jabalí en total se fue a los 34.650 euros. El corzo no estuvo muy animado y los precios estuvieron entre 700 y 800 euros, con un total de 13.500 euros. Quedaron desiertas quince piezas que supondrán 1.500 euros. Respecto al ciervo trofeo, los precios fueron desde los 1.500 euros y los 1.700 euros en el cuartel de Vegacerneja, con un total de 12.550 euros. Quedaron desiertas tres piezas.
Las dos monterías de ciervos se adjudicaron en 3.000 y 4.250 euros. El ciervo no medallable se quedó en precios bajos, entre los 600 y los 700 euros, llegando en total a los 13.800 euros. Quedaron desiertas seis piezas que supondrán 17.300 euros. En cuanto al rebeco no medallable tan sólo se adjudicaron tres piezas, a 1.500 euros cada una. El resto de las piezas, 39, se podrán adquirir a partir de las próxima semana al precio de salida de 1.500 euros y supondrán un total de 58.500 euros.
De los tres machos montés no medallables sólo salió uno a 1.500 euros mientras que los cuatro macho montés trofeo tipo B quedaron desiertos
En la edición de 2011 la subasta alcanzó los 159.400 euros algo superior a las cifra que se alcanzó en la subasta de ayer, si bien hay que destacar que muchas cacerías serán adquiridas al precio de salida en los próximos días, lo que permitirá conseguir piezas a un menor precio. En cuanto al macho montés, hay que destacar que se ha disparado su precio, a pesar de la crisis, puesto que en la subasta de 2010 alcanzó un precio de 12.200 euros y el año pasado solo llegó a los 8.300 euros. Nada que ver con los 30.050 euros que se han pagado en esta edición. Esta fue la noticia más comentada a lo largo de la tarde de ayer una vez finalizada la subasta de caza de Riaño de 2011.

Publicado el martes 20 de marzo en La Crónica de León:

 RIAÑO / Reserva Regional

El macho montés de trofeo alcanza los 30.050 euros en la subasta de caza

Fue la sorpresa de la jornada con una cifra récord en la zona

E. Niño / León

La subasta de caza de la Reserva Regional de Riaño alcanzó superó este año los 120.000 euros, una cifra que se elevará posteriormente hasta cerca de los 215.000 tras sumar las piezas que quedaron desiertas y que serán adquiridas a lo largo de los próximos días al precio fijado en el pliego de salida.En este sentido, cabe recordar que la sorpresa de la jornada del pasado domingo fue el macho montés de tipo trofeo que alcanzó los 30.050 euros -y no 18.000 como se publicaba por error en la edición de ayer de este periódico-imponiéndose con una cifra histórica que hasta ahora no se habida dado nunca en la comarca. Cabe destacar que esta cifra se incrementará, según recordó ayer el concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento, Ricardo Tejerina, sumando los complementos del valor de los puntos del animal, rondando los 70.000 euros.


Publicado en La Nueva España. Parece que por una vez vamos por delante, el mes que viene se celebrará en Potes la Primera Feria de caza, pesca y productos agroalimentarios de Liébana.

La subasta de caza de la reserva de Riaño reportó 200.000 euros a los ayuntamientos

La puja alcanzó los 30.050 euros por un permiso para abatir un macho montés (trofeo)


Cangas, J. M. CARBAJAL 

La anual subasta de piezas de caza correspondientes a la reserva regional de Riaño (León), en la que también se incluyen terrenos cinegéticos de los concejos de Sajambre y Valdeón, estos últimos integrados en su totalidad dentro de la zona leonesa del parque nacional de los Picos de Europa, reportará esta temporada algo más de 200.000 euros a las juntas vecinales y ayuntamientos beneficiados de la antedicha reserva de caza, una vez que se desarrolló el pasado domingo 18 la puja de permisos cinegéticos en el salón multiusos del Consistorio de Riaño. 

La anécdota de la jornada fue la cifra alcanzada por un permiso para abatir un macho montés (trofeo) por el que se pagaron 30.050 euros, todo un récord histórico en la subasta, y que, una vez sumados los complementos de la cornamenta -cuando el afortunado tirador logre abatirlo-, podría suponer un desembolso final en torno a los 70.000 euros. El año pasado se abonaron únicamente 8.300 euros por otro ejemplar de esa especie y en 2010 se pagó por otro ejemplar 12.200 euros.

El día 21 de abril, está programada otra subasta de caza, en este caso en el Ayuntamiento de Potes, concretamente en el Centro de Estudios Lebaniegos, a partir de las cinco y media de la tarde, en la que se ofertarán más de 80 piezas de corzo, venado y rebeco. La iniciativa parte de la Sociedad de Cazadores «Picos de Europa», con el apoyo de los ayuntamientos y de la Federación Cántabra de Caza, dentro del marco de la I Feria de caza, pesca y productos agroalimentarios de la comarca de Liébana, en Potes (Cantabria). 

La Federación Española de Caza exponía días atrás al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que la caza debe practicarse en los parques nacionales sin más limitaciones que las establecidas en la legislación de caza, ya que «no existe ninguna otra alternativa para controlar las poblaciones de especies cinegéticas». La Federación estima que la caza en esos espacios «se practica y se seguirá practicando por los agentes forestales o personal contratado por la Administración», y que ese control de poblaciones se ejecutaría con mejores resultados por los cazadores. Además, así la caza no sólo se llevaría a efecto sin coste alguno para las administraciones públicas, sino que daría lugar a los correspondientes ingresos por el pago, por parte de los cazadores, de permisos y autorizaciones, matrículas y gestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por vuestros comentarios!