jueves, 2 de febrero de 2012

El Patrimonio cultural como recurso económico para la Tierra de la Reina

Miguel Ángel Cimadevilla ha presentado en la Universidad de León, su tesis doctoral "El Patrimonio cultural como recurso económico para la Tierra de la Reina". Artículo publicado en la página de Gedemol. Sería muy interesante poder echar un vistazo a la tesis, ya que en el artículo sólo hablan de algunas partes muy concretas.

El patrimonio cultural, además de referencia identitaria, ha comenzado a verse desde hace unos años, como un importante recurso económico que puede contribuir al desarrollo de muchas zonas desfavorecidas. El objetivo es potenciar sus elementos más atractivos para obtener de ellos una rentabilidad económica.

Es decir, el patrimonio puede convertirse, si se pone en valor y se activa, en un recurso más con el que cuentan las comunidades locales, especialmente las rurales, para diversificar su economía generando riqueza y empleo dentro de ellas.

La tesis doctoral realizada por el autor de este artículo, bajo la dirección de los doctores de la Universidad de León Óscar Fernández Álvarez y Mercedes Cano Herrera, entronca plenamente en este planteamiento. Con ella se pretende impulsar el desarrollo endógeno de Tierra de la Reina, subcomarca perteneciente a la Montaña Oriental de la provincia de León, a través de sus recursos patrimoniales.

El fin último es mantener la población existente y potenciar la llegada de nuevos residentes. En la tesis se señalan para ello siete ejes de intervención y numerosas propuestas de activación basadas en su patrimonio cultural aunque, para que las propuestas de activación patrimonial resulten exitosas, es imprescindible contar con la cooperación y ayuda de las diferentes Administraciones públicas (local, provincial y regional) y del Grupo de Acción Local “Montaña de Riaño”. También es necesaria la implicación de la población local, así como del tejido asociativo y del voluntariado.

Agricultura ecológica y bosques

Desde hace unas décadas, en el mundo occidental se ha empezado a consolidar  la agricultura ecológica que se fomenta desde diferentes instituciones y organismos internacionales como la Unión Europea o la FAO. Además, existe en los últimos años una demanda creciente entre los consumidores hacia los productos ecológicos. En Tierra de la Reina, lo mismo que en otras zonas de la provincia de León, la agricultura ecológica se puede convertir en una interesante opción productiva. 

El aprovechamiento racional y sostenible de los bosques puede ser también un instrumento de desarrollo para Tierra de la Reina. En primer lugar, el aprovechamiento de la biomasa es la mayor oportunidad que se abre ante el sector forestal, ya que puede ser la más rentable de las actividades forestales. La limpieza del bosque y el aprovechamiento de los frutos puede ser también de gran interés. La presencia de hongos y setas puede convertirse en una fuente no desdeñable en Tierra de la Reina.

El bosque puede ofrecer también plantas medicinales, hierbas aromáticas y frutos silvestres que pueden ser empleados en la medicina, la cosmética o la gastronomía. Los bosques también pueden ser aprovechados para actividades recreativas como la caza fotográfica, el turismo micológico, el senderismo, etc.

Industrias agroalimentarias

En Tierra de la Reina, donde la agricultura y ganadería han tenido un gran peso a lo largo de los siglos, la industria agroalimentaria puede convertirse en un subsector clave. Existen tres tipos de industrias agroalimentarias con grandes posibilidades de desarrollo: la industria cárnica, la láctea y la de panificación y repostería.

La recuperación de actividades artesanales y tradicionales permitiría la creación de pequeñas empresas

Todas ellas deberían elaborar productos con materias primas de la zona y respetando lo más posible la tradición en todo el proceso de elaboración. Asimismo sería muy interesante conseguir que la producción de todas o de la mayor parte de ellas tuviera alguna marca de calidad.

La recuperación de actividades artesanales y tradicionales permitiría la creación de pequeñas empresas dedicadas a la artesanía en Tierra de la Reina. Un aspecto de gran importancia en este ámbito es el fomento del asociacionismo entre los futuros artesanos. Éste permitiría reducir costes y facilitaría la comercialización y distribución de las artesanías. Es preciso, por otra parte, integrar las artesanías locales en los circuitos comerciales, dándolas a conocer fuera de la comarca. Para ello se debería contar con buenas campañas de promoción y marketing.

Algunos sectores con buenas expectativas de éxito y que cuentan con bastante tradición en la comarca son: la artesanía de la madera y del mueble tradicional, la forja, la cestería, la cantería, los textiles y los hilados.

Construcción y turismo rural


El conjunto de habilidades y técnicas constructivas tradicionales puede servir también para crear empleo. Su recuperación, a través de estudios etnográficos en profundidad, y su transmisión, principalmente en Escuelas-Taller o en Ciclos Formativos de Grado Medio, pueden favorecer la creación de pequeñas empresas especializadas en la construcción de nuevas viviendas de acuerdo a tipologías tradicionales o en la rehabilitación de construcciones ya existentes de forma correcta.

Comercio


El rico patrimonio natural y cultural con el que cuenta Tierra de la Reina hace que sea un destino ideal para el desarrollo de las diferentes modalidades de turismo rural: turismo cultural, agroturismo, turismo natural, turismo gastronómico, turismo escolar, turismo cinegético y piscícola, turismo religioso, etc. Es necesario llevar a cabo también en este eje una importante labor de promoción y de marketing.

El turismo puede ayudar considerablemente a dar salida comercial a muchos productos tradicionales de Tierra de la Reina. Una estrategia clave que es preciso llevar a cabo es la de promocionar todos los productos locales elaborados de forma artesanal con buenas estrategias de marketing. Asimismo es preciso contar con una buena red de distribución y comercialización.

La tesis doctoral, por tanto, muestra cómo el patrimonio cultural de una determinada zona, en este caso de Tierra de la Reina, puede convertirse en un excelente factor de desarrollo. El patrimonio cultural, formado tanto por bienes tangibles como intangibles, puede ser, si se pone en valor y se activa adecuadamente, un instrumento de desarrollo local que genere empleo, promueva el crecimiento económico y mejore la calidad de vida local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por vuestros comentarios!