lunes, 30 de enero de 2012

noticias

La comarca de Riaño, declarada zona de especial incidencia de tuberculosis

maría carnero | león 27/01/2012
La Junta ha dado un importante paso para atajar el problema sanitario detectado en la cabaña ganadera de la montaña oriental al declarar a la comarca de Riaño zona de especial incidencia de la tuberculosis. Así se puso ayer de manifiesto en la reunión mantenida por cuatro organizaciones agrarias (Asaja, Coag, Ugal-Upa y UCCL) con el director general de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural, Jesús María Sanz Gómez.
Con esta declaración se tratará de solucionar rebrote de esta enfermedad, que afecta al 6 por ciento de las explotaciones ganaderas de la comarca, la media en la comunidad es del 1,5%, y evitar que se propague a otras zonas limítrofes. Además, esta figura implica la adopción de una serie de medidas específicas contempladas en la Ley de Protección Animal que permitirán conocer el origen de este mal y que permitirá a los ganaderos colaborar con la administración autonómica a través de un interlocutor directo, que estará representado por la jefa del Servicio de Sanidad Animal, Olga Mínguez. Entre las medidas que se pondrán en marcha para luchar contra la tuberculosis se contempla la realización de un plan epidemiológico específico, un seguimiento personalizado de los ganaderos afectados, una sistematización de las pruebas, la creación de una comisión de seguimiento y la puesta en marcha de un sistema complementario a través de microchip para los animales afectados.
Ante esta declaración, el secretario general de Asaja en Castilla y León, José Antonio Turrado, aseguró ayer, tras la reunión, que «la Junta ha reconocido por fin que hay un problema muy serio, que es un problema excepcional y que es ajeno a la acción de los ganaderos». Además, esta figura implica que la zona no se vea afectada por los recortes que se llevarán a cabo en la Consejería de Agricultura y Ganadería, por lo que los fondos para hacer frente a las indemnizaciones por el sacrificio de los animales afectados «esta garantizado».
Sobre el brotes de la tuberculosis en la zona, Turrado comentó que la administración autonómica «es consciente de que el problema proviene de la fauna salvaje». Por este motivo, se va a tomar más en serio el control epidemiológico de las distintas especies. Para este fin se ha habilitado un teléfono de alerta sanitaria para que cuando cualquier persona detecte un animal muerto en la zona, se dé aviso para proceder al análisis de sus restos. Del mismo modo, queda prohibido el abandono de restos de animales muertos por parte de los cazadores.

El objetivo de esta declaración es luchar contra esta enfermedad y evitar que se propague.

El número de explotaciones ha pasado de 340 a 110 en cuatro años

 De las 340 que existían hace cuatro años tan solo quedan 110 en funcionamiento. Este descenso de actividad ganadera puede deberse en parte, según José Antonio Turrado, secretario general de Asaja, «a la dejadez total de funciones y a la falta de sensibilidad que ha tenido siempre la Junta de Castilla y León con los problemas ganaderos de la montaña».
No hay que olvidar que la comarca ya fue declarada zona de especial incidencia de la brucelosis hace diez años, lo que también perjudicó en gran medida a la cabaña ganadera de la zona.
En esta ocasión, los ganaderos se enfrentan al brote de la tuberculosis, que afecta al seis por ciento de las explotaciones ganaderas cuando la media en la comunidad a penas llega al 1,5 por ciento.
Por su parte, la Unión de Campesinos de León (UCCL) consideró «positivo», en una nota recogida por Ical, que «por fin, la administración regional reconozca que existe un problema importante de tuberculosis en la comarca de Riaño» al tiempo que se lamentó de que «desde la Consejería de Agricultura y Ganadería no se asuma que la causa de este problema, según los profesionales que se dedican a esta actividad, son las distintas especies de la fauna silvestre que están provocando este repunte de la enfermedad».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por vuestros comentarios!